Uso de la magnetoterapia para la diabetes mellitus

Características

La diebetes mellitus es una patología crónica con una permanente inhabilidad para convertir la glucosa que se identifica por un incremento de los niveles de glucosa en la sangre y por otros cambios metabólicos de los hidratos de carbono, grasas y proteínas. Las consecuencias de estos trastornos son cambios patológicos en las fibras inquietas (neuropatía diabética) y en los vasos menores (microangiopatía diabética). La enfermedad es ocasionada o bien por la baja producción de insulina o bien por la resistencia y el cambio en la secreción de esta. El pronóstico en un largo plazo y calidad de vida de los diabéticos depende del progreso y gravedad de las dificultades cardiovasculares.

Las dificultades (enfermedades secundarias) son: retinopatía diabética que daña habitualmente a los ojos, nefropatía diabética que daña a los riñones y afecta a su funcionamiento, neuropatía diabética que altera a todas y cada una de las funciones simpáticas y parasimpáticas, lesión macrovascular que agrupa patologías de las arterias periféricas, arterias cerebrales y la enfermedad isquémica del corazón. Al estado de salud además de esto afectan las perturbaciones en el nivel de colesterol, hipertensión, arterial, obesidad y tabaquismo.

Uso de la magnetoterapia

La magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia no influye en la producción propia de insulina (si bien puede asistir en la regeneración del páncreas en parte funcional y en el restablecimiento parcial de producción de la insulina), mas sus aplicaciones en un largo plazo pueden ser realmente útiles para los diabéticos (tanto para pequeños para mayores). La magnetoterapia calma todas y cada una de las dificultades secundarias, merced a su efecto antidegenerativo en el tejido inquieto, vasodilatador en las arterias menores y pilíferos, retrasando y reduciendo la aparición y gravedad de las dificultades diabéticas y mejorando de este modo la calidad de vida. Se han observado asimismo geniales resultados en la cura de úlceras varicosas y otras dificultades vasculares en los diabéticos. Se aconseja iniciar las aplicaciones gradualmente desde las extremidades inferiores minimizando de esta forma la posible reacción de adaptación.

Modo de aplicación

Aplicaciones en el área del vientre (páncreas, hígado y riñones usando un solenoide o bien aplicador grande) con frecuencias estimulantes de cincuenta-ochenta y uno Hz. En el caso de polineuropatía diabética y circulación sanguínea deficiente, dos-veinticinco Hz en las extremidades.

Póngase en contacto con nosotros y solicite más información

He leído y acepto la política de privacidad

Deja tu puntuación
Contact Us

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas