Uso de la magnetoterapia para la enfermedad isquemica del corazon

Característica

La enfermedad isquémica del corazón es una enfermedad provocada por una circulación sanguínea deficiente en determinadas partes del músculo cardíaco que causa una afección de las arterias coronarias (por norma general esclerosis arterial). El músculo cardíaco activo padece de una falta de oxígeno cuyo resultado es dolor cardíaco y una minoración de la eficacia del miocardio así como una serie de consecuencias generales.

Se puede desarrollar un estado agudo, por servirnos de un ejemplo un infarto agudo de miocardio, las formas crónicas incluyen estados tras padecer infarto de miocardio, angina pectoris, otros abundantes trastornos y arritmias. En el caso de la enfermedad isquémica del corazón es indispensable alentar la circulación sanguínea en el músculo cardíaco como el suministro conveniente de oxígeno.

Uso de la magnetoterapia

La magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia Biomag mejora el abastecimiento de oxígeno en el músculo cardiaco, actúa contra la capacitación de trombos, con lo que puede progresar sensiblemente el estado de salud del paciente. Tan solo en el caso de existencia de marcapasos cardiaco no se aconseja la magnetoterapia, puesto que esta podría influir en el funcionamiento del aparato y provocar de esta manera una arritmia. En el resto casos de enfermedades cardiacas arriba citados no hay motivo que temer de la magnetoterapia, al revés, se espera reducir el número de ataques y de dolor cardiaco, prosperar el ritmo y el estado de salud generalmente.

Se emplea sobre todo el efecto vasodilatador – a lo largo de la actuación del campo imantado pulsado de baja frecuencia se promueve el flujo de iones Ca2 relajando los músculos vasculares (eminentemente los de los esfínteres precapilares) con la coherente vasodilatación. El campo imantado pulsado de baja frecuencia marcha bien para combatir sobre todo la cardiopatía isquémica, mas asimismo enfermedades isquémicas de las extremidades tanto inferiores como superiores. Se amplía sensiblemente el lecho colateral en la piel y en el tejido muscular.

La aceleración del metabolismo deja una reabsorción de edemas más veloz y en la zona determinada, al tiempo se genera una significativa actuación antiinflamatoria y antiedemática. Se aconseja comenzar las aplicaciones gradualmente desde las extremidades inferiores minimizando de este modo la posible reacción adaptativa indeseada.

Póngase en contacto con nosotros y solicite más información

He leído y acepto la política de privacidad

Deja tu puntuación
Contact Us

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas