Uso de la magnetoterapia en la poliartritis, reumatismo

Características

Las patologías reumáticas más frecuentes que afectan a las articulaciones son la artritis reumatoide, espondilitis anquilosante y artritis psoriásica. No se conoce la causa precisa de la patología, mas el mecanismo perjudicial primordial es la inflamación no infecciosa articular crónica, esto es un proceso autoinmune, cuando el sistema inmune ataca y destroza sus tejidos. Se manifiesta como hinchazón, calor, sensibilidad al tacto, dolor y función reducida. El resultado de la hinchazón tras cierto tiempo es la destrucción y deformación de la articulación.

La poliartritis progresiva (artritis reumatoide, reumatismo) es una enfermedad inflamatoria crónica del tejido conectivo general caracterizada por una inflamación de las estructuras articulares, capacitación del tejido granular, pérdida del cartílago, aflojamiento de los tendones o bien cicatrización. En casos más graves pueden surgir variaciones patológicas en otros órganos asimismo. La enfermedad afecta más a hembras de edad mediana y se manifiesta con dolores, sensación de rigidez matinal, hinchazón de las articulaciones pequeñas de las manos o bien de otras articulaciones. Más perjudicadas por la inflamación son las articulaciones pequeñas de las manos y muñeca, la articulación del tobillo, mas asimismo de la cadera y rodilla. La espondilitis anquilosante (Morbus Bechterew) es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta eminentemente a la articulación iliosacral y las articulaciones intervertebrales con endurecimiento gradual hasta llegar a la anquilosis de la columna vertebral.

Como una parte de la terapia es esencial alterar el entorno y modo de vida, tratamiento de rehabilitación y de balneario, como los fármacos calmantes y antinflamatorios.

Uso de la magnetoterapia

Es una de las indicaciones básicas para la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia Biomag, merced a su efecto calmante, antiedemático, antinflamatorio y curativo. En afecciones crónicas, la magnetoterapia ayuda a progresar la movilidad y minimizar mayores daños a las articulaciones, dando un alivio del dolor generalizado.

Modo de aplicación

Al comienzo, preferiblemente calmamos el dolor con frecuencias bajas de cuatro-seis Hz y, una vez mitigado el dolor, combinamos con frecuencias regeneradoras de veinticinco-cincuenta Hz. El aplicador más conveniente depende del sitio perjudicado. Para las articulaciones pequeñas el solenoide y para la columna vertebral mejor el aplicador grande plano.

    Póngase en contacto con nosotros y solicite más información

    He leído y acepto la política de privacidad

    ¡Nosotros te llamamos!

    Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver cualquier duda que tengas

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

      Aviso de cookies
      Abrir chat
      Hola, ¿en que podemos ayudarte?